Primer artículo publicado en Nortes

El pasado 9 de marzo de 2024, tuve el inmenso honor y privilegio de que Nortes.me (un medio de comunicación asturiano, un «estado libre asociado» a @Publico_es que colabora con @ElSaltoDiario. y están entradas en la periferia y a quienes podéis seguir en TwitteX a través de su cuenta @nortes_me) me publicara el primer texto que he decidido no autopublicar en mi casa bloguera Invítame a vivir.

Os dejo los dos primeros párrafos y os animo a leerlo entero en una de los medios más dignos y necesarios de hoy día. Si podéis, haceos socios: solo cuesta 25€ al año.

Tocarse el mayuelu o llorar con Sieso

de @pennylanebcn

Este miércoles, desde la butaca de un cine, los ojos de quien escribe esta reflexión se conmovieron inesperadamente con dos escenas de Un amor, de Isabel Coixet. Y no fue con la denuncia cruda de la vulnerabilidad y la violencia que sufren las mujeres todos los días en todas partes, también en espacios seguros y en el campo, una hostil realidad para casi la mitad de la población, como demuestran los datos recopilados por la ONU. No. Fue con Flor, la perrita ganadora de los Guauoya, los “Gaudí de los perros”, que interpreta a Sieso con la que Nat, la protagonista de esta historia de terror rural, encuentra EL AMOR, así, en mayúsculas.

Llorar o no llorar, más que una pregunta, deberíamos averiguar si podría ser la respuesta.
O al menos una de ellas. Hay lágrimas basales, emocionales y reflejas, apunta la
comunidad científica. Sin embargo, esta película lagrimal está compuesta por algo más
que capas mucosas, acuosas o lipídicas. En este océano de protección nadan también
unos diminutos pececitos que caen de puro agotamiento. A veces, la emoción nos saquea
en versión disléxica ante algo precioso y enternecedor. O nos asfixia con algo terrorífico
y cruel.

SEGUIR LEYENDO

Leave a Reply

RSS Por lo que cuesta un colacao o un café , puedes apoyar a Planeta Invierno. Haz clic aquí